Preguntas & Respuestas

Preguntas difíciles requieren atención. En esta sección encuentra la respuesta.

Esta es una pregunta muy difícil de responder sin conocer los detalles específicos del caso ya que hay muchos factores en juego y la respuesta seguramente es distinta en cada caso individual. Sin embargo hay tres factores que te pueden ayudar a encontrar la respuesta que buscas:

Primero, existe una posibilidad que la respuesta de parte de Dios sea no. Dios es un padre amoroso y por lo tanto no siempre nos da todo lo que queremos sino más bien aquello que necesitamos. El ayuno, aunque acelera la respuesta de Dios, no le tuerce el brazo a Dios obligándolo a darnos lo que le hayamos pedido.

Segundo, aunque la respuesta sea positiva, puede no ser el tiempo adecuado para ella. Solo recuerda que algo bueno, fuera de su tiempo, puede convertirse en algo malo para nosotros y puede aun destruirnos. La Biblia nos enseña que Dios lo hizo todo hermoso en su tiempo (Ec. 3:11). Mientras llega el tiempo de la contestación de Dios hay algunas cosas que puedes hacer. Pregúntale a Dios que es lo que Él está tratando en tu vida y en tu carácter y examina tu corazón para ver si hay algún obstáculo o pecado en ti que pueda estar estorbando tus oraciones (1Pe. 3:7). Persevera en oración hasta que recibas una respuesta o hasta que tu corazón sea movido por Dios y alejado de esa necesidad.

Tercero, la Biblia habla de que podemos estar pidiendo mal y por lo tanto no recibiendo lo que pedimos. Podemos pedir mal al hacerlo buscando cosas no por necesidad sino más bien por envidia o avaricia (Stg. 4:2-3), con una motivación egocéntrica que solo busca mi propio beneficio a expensas de los de otros (Is. 58:3-5). Pregúntate cual es la motivación detrás de tu ayuno y tu petición para ver si esta va de acuerdo al corazón y la voluntad de Dios.

Recuerda que hay mucho más en el ayuno que simplemente traer peticiones delante de Dios. El ayuno es un estilo de vida donde nos negamos a nosotros mismos para darle lugar su espíritu.  El ayuno es una herramienta para acercarnos a Dios y no solamente para conseguir de Dios algo.

Otra vez, no hay una respuesta correcta para esto sin conocer mayores detalles y aún conociendo todos los detalles debemos confiar en que Dios escucha la oración y es lo suficientemente sabio y justo para hacer su voluntad en nuestras vidas.


puntodepartida-ad