Preguntas & Respuestas

Preguntas difíciles requieren atención. En esta sección encuentra la respuesta.

Para comenzar a responder esta pregunta quisiera primero desmitificar el tema de la media naranja. Todos hemos oído decir y aun hemos creído que en el mundo tenemos una sola media naranja. Solo una persona, en todo el mundo, que puede llenarnos como pareja. Esto es FALSO. La Biblia no menciona, en ningún lugar, este concepto. Creemos que aunque al final de cuentas nos quedamos con solo una, hay varias personas que pudieran llenarnos de esa manera. Al final de cuentas, el amar a alguien es una decisión y el permanecer con alguien es algo en lo que debemos trabajar constantemente, buscando el beneficio de mi pareja antes que el propio.

Antes de comenzar a responder esta pregunta es importante hacer algunas observaciones sobre ella. Primero, no creemos que esto tiene que ser así, aunque reconocemos que para muchos así lo ha sido. Así como hemos visto casos de personas que al acercarse a Dios les ha ido mal, también hemos visto un buen número de personas que han experimentado todo lo contrario… victoria, éxito, felicidad, etc. Segundo, debemos hacer notar, para aquellos que se preguntan esto, que Dios nunca nos prometió una vida libre de problemas. En ningún lugar de la escritura encontramos que Dios nos garantice esto, todo lo contrario, leemos algunas cosas como “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” (Jn 16:33). Hay un refrán que dice “Dios no nos prometió un viaje sin turbulencia, pero sí un aterrizaje seguro”. Finalmente, al igual que con algunas de las otras preguntas, no hay una sola respuesta para tu pregunta. La razón por la que puedes estar experimentando dificultades al acercarte a Dios es extremadamente variada. Por esta razón trataremos de enumerar algunas de las razones que consideramos razonables esperando que alguna haga sentido para ti y las demás puedan ayudar a otros.

Los sueños son una de las maneras en que Dios nos puede hablar, (Job. 33:14 “Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; pero el hombre no entiende. Por sueño, en visión nocturna, cuando el sueño cae sobre los hombres, cuando se adormecen sobre el lecho,” Job 33:14), sin embargo no todo sueño que tenemos necesariamente proviene de Dios. Algunos sueños simplemente pueden ser producto de una cena pesada, una película que acabamos de ver o cualquier otra cosa. Ahora bien, en el caso de que estos comiencen a hacerse realidad hay algunas explicaciones que pudieras considerar.

Esta es una pregunta muy difícil de responder sin conocer los detalles específicos del caso ya que hay muchos factores en juego y la respuesta seguramente es distinta en cada caso individual. Sin embargo hay tres factores que te pueden ayudar a encontrar la respuesta que buscas:

Cuando hablamos de “señas” estamos hablando de cosas sobrenaturales que vemos como una demostración de poder. Primero que nada es importante reconocer que el poder de Dios sigue actuando en la tierra a través de sus hijos, los dones del espíritu santo siguen vigentes y los milagros todavía pasan. Esta es una de las promesas que Dios nos dio como seguidores de Jesús. Sin embargo, también fuimos advertidos que debemos estar pendientes porque el diablo esta como león rugiente, buscando a quien devorar (1Pe. 5:8) y estará haciendo grandes señales y prodigios para engañarnos (Mat. 24:24).

puntodepartida-ad